12 de Diciembre de 2017

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

La reforma previsional sigue encontrando obstáculos

Valora este artículo
(0 votos)

Una de las modificaciones más cuestionadas que propuso el Poder Ejecutivo, el cambio en el cálculo de la movilidad jubilatoria, sumó más voces en contra el miércoles, reslata Noelia Barral Grigera en un reporte para cronista.com.

Luego de la creación del flamante interbloque Argentina Federal, uno de sus referentes en materia previsional, el ex titular de la ANSeS, Diego Bossio, anunció que votará en contra del proyecto, al igual que otros integrantes de la bancada, que se encamina a una votación dividida.

A ese escenario se agrega el misterio sobre qué decisión tomará la oficialista Elisa Carrió frente al tema. Aunque, incluso con estas incógnitas, la Casa Rosada aún confía en convertir en ley sin cambios la iniciativa.

"Voy a votar en contra de los cambios en materia de jubilaciones que propone el Gobierno. Debemos mejorar la situación de nuestros jubilados. El déficit del sistema sólo se corregirá con mayor crecimiento y aumentando la cantidad de trabajadores formalizados", definió Bossio ayer, temprano, a través de la red social Twitter.

El diputado dijo estar dispuesto a debatir transformaciones pero, avisó que "ninguna de ellas puede ir en contra de los jubilados, de los trabajadores, de los niños ni de ningún argentino".

Se sumó así al cordobés Juan Brugge, de su misma bancada, que anticipó que su espacio quiere hacerle cambios a la iniciativa. En palabras del presidente del interbloque, Pablo Kosiner: "No es un proyecto fácil ni que tiene el mayor de los consensos".

En una entrevista radial, el salteño admitió que si la iniciativa "no estuviese enmarcada en el compromiso de los gobernadores" hubiera tenido "otro tratamiento" porque "hay compañeros que están en contra". Además, en línea con uno de los reclamos de Miguel Pichetto (PJ) cuando el tema se trató en el Senado, Kosiner avisó: "No vemos mucha desesperación por parte del oficialismo para defender la reforma previsional".

Incluso un integrante de Cambiemos que finaliza su mandato el fin de semana, el radical Ricardo Alfonsín, habló en contra del proyecto.
"No votaría a favor. No se puede votar una reforma que pretende resolver las cuentas públicas provinciales sacrificando los recursos de los jubilados", advirtió. Alfonsín, de todas formas, ya no será diputado cuando el tema se debata.

En la Casa Rosada seguían ayer confiados en poder convertir en ley la iniciativa sin la necesidad de modificaciones. "No nos va a sobrar nada, pero sale", aseguraban cerca del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, encargado de la negociación con los gobernadores y artífice de la aprobación del texto en el Senado luego de conceder un cambio en la fórmula pedido por el PJ.

Según establece el texto, las jubilaciones y asignaciones sociales actualizarán trimestralmente según un índice compuesto en un 70% por la variación de precios y en un 30% por la movilidad de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). En vez de aumentar cerca de un 13%, según el cálculo actual, en marzo subirían 5,5%.

Apuestan en Cambiemos a los votos de parte del interbloque Argentina Federal, sumados a los del Frente Cívico por Santiago y a algún puñado extra que puedan sumar los gobernadores. Esos apoyos más los 108 votos propios mantenían encendida la esperanza de la Rosada.

Sin embargo, las luces amarillas están encendidas. Por un lado, una bancada que el oficialismo considera "prima hermana", como la de Martín Lousteau, avisó que tiene "diferencias" con la reforma. Escenario al que se suma el silencio que mantiene Carrió.

En el entorno de la diputada no había precisiones sobre cuál será su postura frente a un tema que la mostró muy enojada hace nada más que diez meses, cuando reclamó públicamente la renuncia del titular de la ANSeS, Emilio Basavilbaso, por una resolución que corregía a la baja la movilidad jubilatoria.

En aquella oportunidad, el tema estalló en medio de una sesión, cuando Cambiemos buscaba aprobar la nueva ley de ART en la Cámara baja y, ante el descontento de Carrió, el Poder Ejecutivo decidió dar marcha atrás con la medida.

Fuente: cronista.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar