18 de Noviembre de 2017

Cuatro reglas para poder convivir con un creativo en el ámbito laboral

Valora este artículo
(0 votos)

Ser creativo es maravilloso y las compañías siempre aseguran que les interesa contratar a este tipo de gente (aún cuando sus prácticas de conducción en realidad ahogan la creatividad), observa Tomas Chamorro en una columna para lanacion.com.ar.

Pero trabajar con personas creativas puede representar un desafío, especialmente cuando uno no lo es. Durante décadas los científicos han encontrado vínculos entre la creatividad y otras conductas que no siempre llevan a relaciones de trabajo fáciles de manejar.

Los creativos son típicamente más neuróticos, más antisociales y menos concienzudos que otros. Sin duda es perfectamente posible combinar la creatividad con la inteligencia emocional.

Pero en el caso de que la convivencia con este tipo de gente se torne difícil existen una reglas que pueden facilitar la tarea.

1_Dejar espacio libre bajo los reflectores

Dado que los lugares de trabajo, igual que las sociedades, tienden a prosperar con el orden y la predictibilidad, los creativos pueden representar un doble peligro. Intelectualmente son menos proclives a adecuarse al pensamiento normativo y a cumplir las normas y reglas, lo que crea incertidumbre para los demás. El desempeño creativo a menudo es impulsado por dos rasgos de personalidad.

El primero es la preferencia por el pensamiento no convencional, que puede a veces desviar la conversación en el trabajo hacia ideas raras o incluso inapropiadas. El segundo rasgo de personalidad tiene que ver con conductas que buscan llamar la atención, lo que tampoco ayuda en el lugar de trabajo.

¿Qué se puede hacer al respecto?. La mejor manera de manejar el impulso de los creativos de llamar la atención es dejarlo correr. No competir con ellos en busca de llamar la atención, lo que no significa no asumir la responsabilidad por sus propios logros.

2_Estar atento a las noticias falsas

Nietzsche señaló una vez que no hay que ser muy imaginativo para decir la verdad; en cambio mentir requiere creatividad e imaginación. En consecuencia estudios científicos muestran que la creatividad es base de la deshonestidad, lo que ayuda a la gente a producir excusas y distorsionar la realidad para justificar su conducta. Esto no significa que los creativos son una jauría de mentirosos incorregibles, por supuesto, sólo que tienen más capacidad para ello.

Por lo que si bien sus colegas más creativos pueden ser en general tan éticos como los menos creativos, cuando los creativos tratan de mentir, es más probable que convenzan. Frente a esto conviene dar a los colegas creativos el beneficio de la duda aunque no crea todos los detalles de lo que dicen; sus cuentos pueden estar motivados por el aburrimiento o por una mentalidad juguetona.

3_Hacer que los creativos trabajen con colegas detallistas

Hay muchos estudios que dan sustento al estereotipo de que los creativos son espontáneos, apasionados e impredecibles. Esto tiene una desventaja, dado que puede llevar a mal control de los impulsos cuando la situación lo exige. Como jefe es su tarea encontrar la mejor manera de encajar la personalidad y las capacidades de los miembros de su equipo, por lo que evite encargar a gente creativa tareas metódicas, que exigen atención al detalle y en cambio permita que respondan a los desafíos difíciles para los que los contrató.

Una solución es unir un miembro creativo del equipo con una persona organizada y predecible, adecuada para el manejo de proyectos y su ejecución.

4_Recuerde a todos cuál es el objetivo común

Si bien se tiende a asociar la creatividad con individuos en vez de con equipos, casi todo lo que es innovador y valioso en este mundo es resultado de la acción humana coordinada. Por cierto la conducción efectiva requiere contener el interés propio de la gente hasta determinado límite para poder buscar una meta colectiva.

El mero hecho de que sea difícil trabajar con los creativos no significa que haya que evitarlo. Todos los equipos tienen que aprender a manejar creativos si quieren evitar el estancamiento y mantenerse competitivos. El hecho es que algunos individuos son más proclives a producir ideas creativas. Pero cuando se trata de convertir esas ideas en productos, servicios e innovaciones, realmente tienen que intervenir todos.

Fuente: lanacion.com.ar

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar