19 de Diciembre de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

La tregua entre Estados Unidos y China muestra quién tiene el poder

Valora este artículo
(0 votos)

Xi Jinping aceptó discutir una larga lista de concesiones que, si se realizan, modificarían básicamente la misma naturaleza del sistema chino.

Se selló una tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero los términos del cese del fuego dejan en claro quién tiene el control cuando inevitablemente se reanudan las hostilidades.

A cambio de que Estados Unidos no exija mayores aranceles sobre la mitad de las exportaciones chinas a partir del 1 de enero, Beijing aceptó discutir una larga lista de concesiones que, si se implementan en su totalidad, modificarían básicamente la misma naturaleza del sistema chino.

Según un resumen de la Casa Blanca sobre el encuentro entre Donald Trump y Xi Jinping durante la cumbre del G20 en Buenos Aires, China acordó en el corto plazo comprar a Estados Unidos una "cantidad muy sustancial de energía para la agricultura, productos industriales" y de otra índole.

También aceptó empezar de inmediato las negociaciones de "los cambios estructurales vinculados a la transferencia forzosa de tecnología, la protección de la propiedad intelectual, las barreras no arancelarias, las intrusiones cibernéticas y los ciberrobos, servicios y agricultura".

Estados Unidos no ofreció nada excepto una fecha límite de 90 días, después de la cual elevará de 10% a 25% los aranceles sobre u$s 200.000 millones de importaciones chinas tal como estaba pautado para el 1 de enero si Trump no queda satisfecho con las concesiones de Beijing.

Como es prácticamente imposible que Xi implemente o incluso acepte esos cambios profundos a la economía de China, es casi seguro que se reanude la guerra comercial con una venganza para fines de febrero de 2019.

Es cierto que Xi ganó algo de tiempo para él y para la economía china, que atraviesa tiempos difíciles. Él y sus colegas seguramente tengan la esperanza de que para cuando transcurran los 90 días el fiscal especial Robert Mueller se haya acercado a su presa o que Trump esté distraído con alguna otra cuestión.

Algunos críticos se preguntan por qué Trump aceptaría una tregua que no implique promesas concretas por parte de China. Al hacerlo, diluyó la ventaja que creó de la nada fijando aranceles al comercio en primer lugar.

Pero al hacer una pausa y fijar condiciones onerosas para su socio negociador, puede mostrarse fuerte y razonable al mismo tiempo. Esto permite al mandatario norteamericano calmar a los funcionarios de su administración, como el secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el director del Consejo Económico Nacional Larry Kudlow, que han pedido más indulgencia hacia China, y al mismo tiempo no cede nada excepto un poco del impulso que estaba tomando esta guerra comercial sin cuartel.

Los mercados respiraron con algo de alivio y sin duda a muchos de los jefes de Estado con los que se reunió Trump durante el G20 también les agrada verlo más moderado y razonable al momento de tratar cuestiones de comercio.

NOTAS RELACIONADAS:

China y Estados Unidos acuerdan poner fin al enfrentamiento comercial

Concretan acuerdo histórico para reformar la OMC

Pero nadie en Beijing se hace ilusiones de que se ha evitado la guerra comercial con Estados Unidos, incluso cuando eso es lo que cuentan los medios oficiales de comunicación fuertemente controlados en China.

En total contraposición a la declaración de la Casa Blanca, el sumario oficial de China sobre la cumbre en Buenos Aires no menciona la fecha límite de 90 días ni la mayoría de las otras concesiones chinas incluidas en el resumen de los norteamericanos.

Una vez leída la declaración china, la mayoría de los observadores llegaría a la conclusión de que Xi obtuvo una gran victoria diplomática porque forzó a Trump a abandonar su guerra comercial de manera unilateral.

Pero si Beijing públicamente reconoce o no las promesas incluidas en la declaración de la Casa Blanca es irrelevante dado que el poder de fijar aranceles más altos en el plazo de 90 días está totalmente en manos de Trump.

Fuente: Jamil Anderlini / Financial Times

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar