19 de Octubre de 2017

Se desaceleró el ritmo de ventas de las PYMES tecnológicas en CABA

Valora este artículo
(0 votos)

De acuerdo a un informe de la Fundación Observatorio PYME, las cantidades vendidas, en términos interanuales, por las pequeñas y medianas empresas de Software y Servicios Informáticos de la Ciudad de Buenos Aires se incrementaron un 11,8%, desacelerándose el ritmo de crecimiento.

Las firmas del sector en CABA -donde se concentra el 64% de las empresas del sector de todo el país- redujeron su volumen de ventas un 3% (frente al trimestre anterior, desestacionalizado), mientras que el nivel de ocupación se mantuvo prácticamente invariante (+0,6%).

A su vez, las PyME manufactureras también sufrieron una baja de sus ventas (-1,5%) -aunque en menor magnitud- pero además redujeron la cantidad de ocupados (-1,2%). Por su lado, el nivel de ocupación prácticamente no varió (-0,6%.).

El estudio sectorial refeljó que las PyME industriales mostraron una marcada desaceleración en la caída de las cantidades vendidas (-0,5%), con un nivel de ocupación aún en descenso (-3%).

Por otra parte, el FOP remarcó que la suba de precios en las PyME de SSI de CABA resultó superior a la registrada en las PyME de la Industria Manufacturera, aunque la discrepancia se redujo a la mitad. El alza del precio de venta de las firmas del sector promedió el 23% interanual (vs. 14% PyME manufactureras).

En cuanto a los salarios de los trabajadores, se detectó un aumento prácticamente similar a la tasa de las PyME industriales (9,1% y 9,6% respectivamente).

La evolución de la rentabilidad entre las PyME de SSI se destacó por encima de la de sus pares manufactureras durante el primer trimestre de 2017, frente al mismo período de 2016. Entre las empresas de servicios, la proporción que mejoró su rentabilidad fue del 27% y la que empeoró 42%, siendo estas proporciones de 14% y 60% para la industria manufacturera.

En líneas generales, no se observan grandes cambios en la relevancia de los principales problemas de las PyME de SSI de CABA, en relación a un año atrás.

No obstante, la inestabilidad social, política y económica ha perdido importancia (12% menos de empresas), pero la insuficiencia de recursos humanos o la falta de capacitaciónde los mismos recobró la relevancia de dos años atrás.

En cuanto a la actividad de las PyME industriales, en el 2° trimestre de 2017 (con respecto al 1°) se registró una leve contracción en las cantidades vendidas y en el nivel de ocupación, "mostrando aún sucesivas fluctuaciones sin una tendencia clara", según otro estudio del FOP.

En términos interanuales, las cantidades vendidas prácticamente no exhibieron variación (se desaceleró la caída). Sin embargo, el nivel de ocupación no logra recuperarse, mostrando una contracción del 3%. El empleo es una variable de ajuste más lento que el nivel de actividad.

La desaceleración de la caída interanual en las cantidades vendidas tiene lugar a partir de comportamientos heterogéneos. Para las medianas empresas (51 a 200 empleados) el nivel de actividad creció un 5,8% en comparación al segundo trimestre del año pasado, mientras que las pequeñas (10 a 50 ocupados) experimentaron una contracción de 5,5% (similar a la variación interanual del primer trimestre).

Estas últimas son las de mayor participación en el segmento manufacturero PyME.

Los analistas de la Fundación observaron que "persiste la evolución a nivel sectorial que se observó en el trimestre anterior con respecto a las cantidades vendidas. Muy buen desempeño interanual en las industrias de Autopartes, Eléctrica y electrónica, Metales, Maquinaria y Vidrio, junto al leve incremento por primera vez en el año del sector del Plástico y caucho. Pero continúa el mal desempeño en Alimentos, Madera y muebles, Químicos, Confecciones y calzado, y Editorial".

A nivel sectorial, la variación en la ocupación se explica por la reducción de personal en prácticamente todos los sectores, con la excepción de Eléctrica y electrónica (+4,5%) y Vidrio, cerámica y minerales no metálicos (+2,8%).

Las caídas van desde el 8% (Muebles) al 1% (Químicos). "Desde una perspectiva dimensional, la mayor reducción en la cantidad de ocupados fue experimentada entre las firmas pequeñas. Entre las medianas, se observa el tercer período consecutivo de desaceleración de la caída", explicaron desde el FOP.

Respecto a un año atrás, todos los problemas han reducido su importancia, excepto por la disminución en la participación en el mercado interno a manos de importaciones (levemente superior y casi el triple que dos años atrás).

Los principales problemas son el aumento de costos salariales y de materias primas y el retraso en los pagos de los clientes.

Entre abril y junio de 2017 el precio de venta promedio de las manufacturas PyME se incrementó 3,4%, manteniéndose el ritmo de crecimiento trimestral del último año. El alza interanual alcanzó el 14,4%.

El 61% de los empresarios continúa declarando que la rentabilidad de su empresa (en relación a un año atrás) empeoró. Asimismo, prácticamente no varió la proporción de firmas que percibió una mejora en su rentabilidad o al menos no experimentó una contracción. De este modo, permanece invariante la rentabilidad durante el segundo trimestre de 2017 (interanual).

El informe privado exhibió que la coyuntura actual de las PyME industriales refleja una clara diferencia de comportamiento según el tamaño de la empresa: el rendimiento fue mucho mejor para las medianas, que para las pequeñas y las más grandes.

Las PyME de SSI sufrieron una caída durante el segundo trimestre del año. La confianza empresarial se mantiene alta, pero con un descenso significativo en este último trimestre.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar